martes, 12 de junio de 2012

Rescate


El diccionario de la RAE define así los eufemismos: "Manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta o franca expresión sería dura o malsonante". Algunos se han especializado en el uso y en el abuso de este tipo de términos. La crisis, nos decía el anterior presidente del Gobierno, no era tal, sino desaceleración. El actual insiste en que no hay rescate, sino línea de crédito. Los ciudadanos, que asistimos atónitos a semejantes despropósitos, no podemos evitar pensar que nos ningunean, menosprecian y consideran casi indigentes mentales. ¿En qué cabeza cabe que un "préstamo" de semejante cuantía no vaya acompañado de fuertes contrapartidas? En la entrada anterior escribía que no íbamos bien. El desastre se acerca sigilosamente pisando ya la dudosa luz del día. Tristeza. ¡Ay, España!

2 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

El eufemismo se practica con demasiada frecuencia, tanta como el engaño lo requiere, o sea, continuamente. Ahora para ir ocultando la verdad, añaden la metáfora, nos hablan de "geometría variable", de "líneas rojas", de "choque de trenes", el caso es mentir, dorar la píldora y al final desmontar la sociedad del bienestar que tanto trabajo costó construirla.
Salud
Francesc Cornadó

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

Mienten como bellacos, que diría el castizo. Gracias, Francesc, por tu comentario.
Un abrazo, Javier.