jueves, 27 de septiembre de 2012

Bajar a la arena / y 3



TRAS LAS URNAS, EL CONFLICTO. CUATRO REFLEXIONES.

1. La convocatoria electoral del día 25 de noviembre nace viciada porque en cierto modo obligará a los ciudadanos a votar en clave identitaria, cuando para muchos, entre los que me cuento, los verdaderos problemas no son esos, sino las injusticias sociales, el paro, los recortes salariales, los recortes en educación y sanidad, las libertades, las políticas que ayudarán a salir de la crisis, los rescates internos y externos, la situación de la banca, los impuestos a los poderosos, la austeridad a ultranza, la congelación de las pensiones y un largo etcétera.

2. En la cuestión identitaria solo veo dos opciones, no se me ocurre ninguna más:

a) Una Cataluña dotada de la máxima capacidad de autogobierno e integrada claramente en España, bien como comunidad autónoma, bien en un marco federal.
b) Una Cataluña dotada de la máxima capacidad de autogobierno constituida en Estado propio e independiente de España.

3. Para que sea posible la opción b, ha de convocarse un referéndum de soberanía. Eso no lo puede hacer una comunidad autónoma porque no es constitucional, así que cuando el Presidente de la Generalitat dice que, si de las elecciones sale una mayoría clara integrada por partidos soberanistas o independentistas, se convocará el referéndum con viso legal o sin él, está anunciando un conflicto institucional de gran dimensión y de consecuencias inciertas.

4. En el ámbito de la opción a, los ciudadanos, entre los que me cuento, no lo tienen fácil, porque esa opción la defienden partidos a los que no siempre es fácil votar, bien porque son muy claros en la cuestión identitaria pero muy regresivos en los aspectos sociales, bien porque no se aclaran en la cuestión identitaria aunque pueda haber un cierto grado de coincidencia en los planteamientos sociales. Si no hay posicionamientos claros de los partidos acerca de dónde sitúa cada cual, las cosas no serán fáciles, y el riesgo será muy alto debido a la forma en que han sido planteadas estas elecciones.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Bajar a la arena / 2



NACIONALISMO: CINCO TESIS

1. El nacionalismo siempre vio la autonomía como un medio, nunca como  un fin, y, por consiguiente, desde la estrategia de la fruta madura, hace ya tiempo que dio por superada la etapa autonomista.

2. El Estatut tenía más voluntad de constitución de un estado propio que de estatuto reformado de una comunidad autónoma.

3. El nacionalismo ha roto la ambigüedad calculada y ha rechazado de modo definitivo el encaje de Cataluña en el estado autonómico diseñado en la Constitución de 1978.

4. El estado propio, independiente de España e integrado en la Unión Europea, es la verdadera reivindicación del nacionalismo y nunca cejará en ese empeño.

5. El mayor peligro del nacionalismo ha sido siempre a lo largo de la historia su carácter excluyente.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Bajar a la arena / 1



UNA CARTA

Señor Presidente:



Le escucho hablar abiertamente, tras la manifestación del 11 de septiembre en Barcelona, de la necesidad de un estado propio y, por ende, de la hipotética independencia de Catalunya respecto de España, al hacer suyo el lema de esa manifestación: “Catalunya, nou estat d’Europa”.
   Señor Presidente, Convergència i Unió, su formación política, ganó las elecciones con la idea explícita en su programa electoral del llamado “Pacte fiscal”, pero de estado propio y de independencia, con claridad, solo hablaban, que yo recuerde, ERC y los partidos de su ámbito. Ello significa que si CiU ha cambiado de rumbo, debe usted convocar inmediatamente elecciones y presentarse con sus nuevos planteamientos políticos.
   Si lo hace, señor Presidente, los ciudadanos que viven en Catalunya podrán elegir, de ese modo, con más claridad hacia dónde quieren que se encamine Catalunya en el futuro.
     No se excuse, señor President, en la imposibilidad de convocar referendos. Las elecciones, libres y democráticas, son la mejor manera de que la ciudadanía en su conjunto, los que fueron a la manifestación y los que no fueron también, se exprese. Debe hacerlo por elemental higiene democrática, para que no decida la calle sino las urnas.
       Con todo respeto, un ciudadano de Barcelona.

Nota. Esta carta la escribí el doce de septiembre, después de la intervención del Molt Honorable President de la Generalitat en un foro madrileño; como no me sentí demasiado representado por las cosas que allí dijo, me decidí a enviarla a un medio de comunicación, que la ignoró. La traigo aquí porque a veces, como reza el título de la entrada, los políticos obligan a los ciudadanos a  bajar a la arena. 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

En silencio




EN SILENCIO

Me limito a observar en silencio
el transcurrir de la vida a mi alrededor
como la nube da sombra sin saberlo
igual que el viento azota sin ira las encinas.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Horacio Vázquez-Rial



Alguien de la editorial sugirió su nombre y le mandó el libro. Tres días después, Horacio me telefoneó a casa y me dijo que le había gustado mucho el libro y que estaría encantado de presentármelo en Madrid. No lo conocía y hablamos con una cordialidad que aún recuerdo. Era marzo de 1998. Nos vimos en Madrid, en el Círculo de Bellas Artes, en la sala Valle-Inclán. Nos llevábamos siete años entre nosotros. Alfonso Guerra (1940), Horacio (1947) y yo (1954). Empezó hablando Horacio, con una voz sosegada, creando con sus cálidas palabras un ambiente de cordialidad y complicidad para conmigo, mi novela y la figura que a todos nos unía, don Julián Besteiro. Dijo algo que no he olvidado, a pesar de que han transcurrido muchos años ya de todo aquello; dijo Horacio que el relato que hacía en mi novela sobre las circunstancias que rodearon la detención, el juicio y la muerte menesterosa de Besteiro en la cárcel rompía el pacto de silencio de la transición. Ignoro si fue Horacio algo exagerado, pero yo le sigo agradeciendo sus palabras de aquella tarde. Por mi parte le dije que me tenía enganchado, la estaba terminando por aquellas fechas, a su novela sobre Gustavo Durán El soldado de porcelana. Ahora creo que los autores siempre dejan una, dos o tres obras de las que se habla cuando desaparecen. Creo que la novela a que me refiero, un acierto soberbio de Horacio, estará ahí por mucho tiempo. Ahora se hablará de él y de esa novela por la cercanía de la triste noticia, pero cuando pase más tiempo, se seguirá hablando de esa novela, se reeditará y ojalá tenga los lectores que la literatura de Horacio se merecía. Me uno desde aquí al dolor de su familia y de sus amigos, entre los que me cuento. Hasta siempre, amigo.

Nota. La foto de Horacio está tomada de El País, que a su vez la toma de la Agencia EFE. Si la memoria no me falla, esa misma ropa llevaba Horacio aquella tarde en el Círculo de Bellas Artes, a lo mejor, esa foto fue tomada en aquel acto, no lo sé, pero me gustaría la coincidencia.