lunes, 19 de enero de 2009

Justicia


¿Quién es el responsable de esto? ¿A qué conciencia hay que cargar semejante atrocidad? ¿Cómo podrán dormir tranquilos quienes hayan dado las órdenes de éste y otros bombardeos que así, de esta manera tan horrible, bárbara y cruenta machacan la vida de los más indefensos, de los más inermes, de los niños?

Hoy pensaba escribir una entrada para hablar sobre una lectura, sobre un libro de poesía, Oír la luz, del poeta murciano Eloy Sánchez Rosillo, pero me he tropezado de sopetón con esta terrible imagen en el diario El País y la reproduzco aquí como señal de protesta y de duelo. Mañana hablaré de los hermosos poemas de Sánchez Rosillo.

Como decía muy bien Max Aub, un intelectual es aquel para quien los problemas políticos son ante todo problemas morales. Es una necesidad ética y moral para mí alzar la voz, mostrar la indignación y el desprecio que me producen estas masacres indiscriminadas. "Daños colaterales" las llaman.

Descanse en paz la criatura reventada por las bombas que aparece en esta estremecedora foto. Me uno al dolor de sus familiares, si es que quedó alguno tras el bombardeo.

Nota. La foto que reproduzco, en una toma casera realizada directamente de las páginas del diario El País, es de la Agencia AP y aparece en la página 2, sección de "Internacional", de la edición de hoy lunes 19 de enero de 2009, fecha en la que se cumple un mes en que me decidí a iniciar la singladura de esta nave, de estas páginas volanderas, y lleva el siguiente pie de foto: "Los equipos de rescate sacan ayer el cadáver de una niña de entre los escombros de su casa en Gaza, destruida durante los bombardeos israelíes del pasado día 5".

2 comentarios:

hombredebarro dijo...

Terrible. Muy poco se puede decir que no sea la profunda indignación que esa imagen provoca. Pero en el terreno político de la responsabilidad internacional sí habría mucho que exigir.
Un saludo.

Antonio Serrano Cueto dijo...

No están reñidos, en absoluto, los versos de Rosillo u otro poeta con la denuncia moral. La foto es tremenda y tremenda la forma en que cada día "nos acostumbran" a tanto horror. Enlazo tu blog en mi lista de preferidos. Gracias por haber seleccionado el mío. Saludos.